Preguntas y respuestas frecuentes

Hay muchas variaciones de los pasajes de Lorem Ipsum disponibles, pero la mayoría sufrió alteraciones en alguna manera, ya sea porque se le agregó humor, o palabras aleatorias que no parecen ni un poco creíbles. Si vas a utilizar un pasaje de Lorem Ipsum, necesitás estar seguro de que no hay nada avergonzante escondido en el medio del texto. Todos los generadores de Lorem Ipsum que se encuentran en Internet tienden a repetir trozos predefinidos cuando sea necesario, haciendo a este el único generador verdadero (válido) en la Internet.

La Organización Mundial de la Salud la define como: “Un estado de bienestar físico, emocional, mental y social en relación a la sexualidad. Requiere un trato respetuoso y positivo de la sexualidad y las relaciones sexuales; así como a la posibilidad de practicar  experiencias placenteras y seguras, libres de coerción, discriminación y violencia.

Es el conjunto de componentes biológicos, psicológicos y sociales  que van a influir en nuestra personalidad.

 

La sexualidad incluye:

  • El cuerpo, nuestra anatomía sexual y reproductiva (capacidad de tener hijos, decidir el cómo, cuándo y con quién tenerlos).
  • Sexo biológico: Masculino, femenino.
  • Género: Niña, niño, mujer, hombre, transgénero.
  • Identidad de género: sensación de comodidad y sentimientos sobre nuestro género.
  • Orientaciones sexuales: heterosexual, homosexual, bisexual.
  • Impulsos sexuales.
  • Las formas en que experimentamos y expresamos nuestra sexualidad incluyen:
  • Imagen corporal: cómo nos sentimos con nuestro cuerpo.
  • Deseos, pensamientos, fantasías, placer sexual, preferencias.
  • Valores, actitudes, creencias e ideales sobre la vida, el amor y las relaciones sexuales.
  • Conductas sexuales: las maneras en que tenemos relaciones sexuales, y el autoerotismo.

 

Por lo tanto, la sexualidad es una forma de expresión integral de los seres humanos.

Son derechos humanos universales basados en la libertad, dignidad e igualdad, permitiendo que las personas decidan libremente con respecto a su sexualidad, sin presión ni violencia alguna. La Declaración de los Derechos Sexuales presentada por la Asociación Mundial de Salud Sexual en 2014 refiere:

 

  • El derecho a la igualdad y a la no discriminación.
  • Derecho a la vida, libertad y seguridad de la persona.
  • Derecho a la autonomía e integridad del cuerpo.
  • El derecho a una vida libre de tortura, trato o pena crueles, inhumanos o degradantes.
  • El derecho a una vida libre de todas las formas de violencia y de coerción.
  • Derecho a la privacidad.
  • El derecho al grado máximo alcanzable de salud.
  • El derecho a gozar de los adelantos científicos y de los beneficios que de ellos resulten.
  • El derecho a la información.
  • El derecho a la educación y el derecho a la educación integral de la sexualidad.
  • El derecho a contraer, formar o disolver el matrimonio y otras formas similares de relaciones basadas en la equidad y el pleno y libre consentimiento.
  • El derecho a decidir a tener hijos, el número y espaciamiento de los mismos, y a tener acceso a la información y los medios para lograrlos.
  • El derecho a la libertad de pensamiento, opinión y expresión.
  • El derecho a la libre asociación y reunión pacíficas.
  • El derecho a participar en la vida pública y política.
  • El derecho al acceso a la justicia y a la retribución y la indemnización.

El VIH  es el Virus de Inmunodeficiencia Humana, agente infeccioso causante del Síndrome de Inmunodeficiencia  Adquirida (SIDA). Una  vez que entra al cuerpo se aloja y se replica en el sistema inmunológico, al que destruye debilitando la capacidad del organismo para resistir y combatir infecciones. Con frecuencia el VIH en los primeros años es asintomático, por lo que una persona puede transmitirlo sin saberlo.

 

Vía sexual. El virus se transmite cuando se tienen relaciones sexuales vaginales o anales sin protección, es decir, cuando no se usa condón y se tiene relaciones con una persona que vive con el VIH. El virus se transmite a través de la sangre, el líquido pre eyaculatorio, el semen, las secreciones vaginales y el sangrado menstrual

 

Vía sanguínea. Ocurre a través de transfusiones de sangre o trasplante de órganos infectados con VIH, aunque actualmente se lleva un estricto control y verificación de la sangre y los órganos para controlar este riesgo. Este tipo de transmisión también puede ocurrir  al compartir agujas o jeringas  entre usuarios de drogas inyectables.

 

Vía perinatal. Si una mujer vive con el VIH y se encuentra embarazada existe el riesgo de que transmita el virus a su bebé durante el embarazo, el parto o mediante la leche materna.

El VIH no se transmite por:

Besos, abrazos, caricias o frotamientos.

Tocar, saludar, hablar o estar cerca de una persona con VIH.

Compartir platos, vasos, cubiertos o ropa.

Nada en la misma alberca o utilizar el mismo sanitario.

Picaduras de mosquitos.